Él: un chico asiático fanático de la música y los cómics, ella: una llamativa adolescente colorina que acaba de volver a su hogar inmersa en una compleja situación familiar. Ambos, una pareja de inadaptados, con mucho en común que se conocen en el bus estudiantil. Una historia del primer amor que intercala de dulce y de agraz.

eleanorparkNo tenía tanta fe en Eleanor & Park de Rainbow Rowell, lo confieso, sólo quería una novela ligera para el verano. Y bien, efectivamente lo es, pero puedo acompañar esa descripción con más adjetivos: dulce, nostálgica, honesta y cruda. Una novela juvenil hecha a la medida del público de todas las edades. Esa clase de historias que puede ganarse un lugar en tu corazón.

La novela va más menos así: situada en 1986, Eleanor acaba de volver a la casa de su madre y hermanos tras haber sido alejada por más de un año por su padrastro, un hombre agresivo con el que se ve obligada a volver a convivir. A su regreso la adolescente retoma sus estudios, y es en sus trayectos en el bus estudiantil que conoce a Park, un extraño muchacho asiático con el que progresivamente irá involucrándose.

Eleanor & Park está narrada en tercera persona, pero intercalando capítulos de cada uno de los protagonistas, para darnos a conocer sus vidas y el enfoque de ellos respecto a los eventos que se van sucediendo, así, somos testigos privilegiados de la intensidad con que surge este primer amor.

Con una prosa sencilla y un romance dulce, rodeado de las complicaciones de la edad y de las relaciones familiares, la autora logra con éxito calar en el corazón de sus lectores en un relato corto, ágil y plagado de sensaciones y recuerdos, que muestran como se construye un amor a base de detalles, en este caso: sonrisas, conversaciones de cómics y bandas o sencillamente sostener la mano del otro.

El mundo que construye Rainbow Rowell es muy pequeño, circunscrito a sus protagonistas y con personajes secundarios de poco peso, que sólo intervienen en la medida que se relacionan con Eleanor y Park. El eje único son ellos dos, y es fácil para los lectores enganchar con esta pareja y querer saber más, ya que la narrativa es simple y los diálogos entretienen y conmueven.

Rainbow Rowell además añade un elemento que suma a la hora de sumergirse en el relato: la música. Eleanor & Park tiene su propio soundtrack a partir de los incontables temas que se citan dentro de la historia, lo que puede ayudar al lector a acercarse un poco más a los personajes.

No es un relato perfecto, y no es un romance perfecto. Es una historia que se arma de piezas que, más que una obra maestra, construye un entramado de emociones que nos deja un sabor agridulce al terminar.

Se los recomiendo, probablemente el final genere opiniones dispares entre los lectores y no todos queden satisfechos, pero al menos habrán disfrutado de este breve y vertiginoso viaje de sensaciones a través de las páginas del recuerdo del primer amor.

 

Francisca Tapia.-

“Uno está enamorado cuando se da cuenta de que otra persona es única”, Jorge Luis Borges.

Comentarios