«Nunca ha existido un esclavo que no escogiera ser esclavo. Puede que la elección fuera entre los grilletes y la muerte, pero la elección estaba siempre allí.»

Tyrion Lannister

Danza de Dragones, George R.R. Martin

Danza de DragonesSINOPSIS: Después de una colosal batalla, el futuro de los Siete Reinos pende de un hilo, acuciado por nuevas amenazas que emergen de todos los rincones y en todas direcciones. En el oriente, Daenerys Targaryen, el último eslabón de la casa Targaryen, gobierna con sus tres dragones como la reina de una ciudad construida sobre polvo y muerte. Pero Daenerys tiene miles de enemigos, y muchos se han propuesto dar con ella. A medida que ellos la buscan, un joven emprende su propio camino hacia la reina, con un objetivo diametralmente distinto… Tyrion Lannister también se dirige hacia Daenerys mientras escapa de Poniente, donde le han puesto precio a su cabeza. Sus nuevos aliados en esta huida, no obstante, no son los malhechores que aparentan ser, y entre ellos se encuentra aquel que podría impedir que Daenerys se haga el control de Poniente para siempre. Mientras tanto en el norte se halla el colosal Muro de Hielo. Allí, Jon Nieve enfrentará el más grande de los retos: sus más acérrimos enemigos no solo formas parte de la guardia que dirige, sino que se extiende más allá de la tenebrosa tierra de las criaturas de hielo.

RESEÑA: El mundo creado por George RR Martin en su saga Canción de Hielo y Fuego es extenso, detallado y complicado, de eso no hay lugar a dudas. Muchos de ustedes conocen esta fantástica historia por la famosísima serie de HBO Juego de Tronos, basada en la saga de este escritor estadounidense. Los hechos que vemos en la quinta temporada están inspirados por el quinto libro de la saga: Danza de Dragones y a muchos les interesará saber si lo que ven en pantalla y lo que disfrutamos los lectores es parecido. Respecto a esto debo decir que sí y no, la complejidad de Danza de Dragones es tan grande que no es posible adaptarla fielmente en una serie de televisión de 10 capítulos por temporada y, aunque soy lectora acérrima de Martin, también soy capaz de entender que algo tan complejo, extenso y con tantos personajes debe ser “adaptado” para entretener y llegar no solo a quienes leímos los libros, sino que a aquellos que son seguidores de la serie solamente. Creo que HBO está haciendo un gran trabajo en este sentido, dejando de lado aquello que como espectadores no nos es interesante y que no tiene tiempo de explicar, centrándose solamente en la línea argumental principal.

Respecto al libro en sí, como ya mencionaba, solo Danza de Dragones tiene más de mil páginas, lo cual, hay que decir, que es un tanto excesivo si hablamos que este es más bien un libro nexo, un relato que deja a nuestros personajes en el momento y sitio adecuado para lo que suponemos que serán los dos libros de desenlace, de esta enmarañada, maravillosa y descarnada historia de fantasía épica, mi género favorito.

Como escritora fantasista no puedo sino admirar el detallado trabajo de Martin, y debo agradecerle por su amplio y profundo desarrollo de personajes, a veces olvidados en el género de fantasía. Si bien, en mi humilde opinión Juego de Tronos y Tormenta de Espadas, sobre todo el último, son considerados obras maestras, creo que con la lectura de Festín de Cuervos, el libro anterior a Danza de Dragones, que es uno de los libros que más me ha costado leer, me di cuenta que Martin no deja nada al azar, centrándose en detalles que podrían cansar al lector menos experimentado y desarrollando una trama complicada, difícil de digerir, pero genial en todos sus aspectos. Creo que ni siquiera los libros de historias son tan detallados.

¿Por qué esta señorita mete en el baile a Festín de Cuervo si estamos hablando de Danza de Dragones? se preguntarán ustedes, pero para todo hay una razón, ya que Festín de Cuervos y Danza de Dragones son paralelos, por tanto nos seguimos manteniendo en este mundo post guerra de los Cinco Reyes, un mundo que intenta rearmarse antes de que caiga el crudo invierno de años que se espera. Esta es una novela que nos trae de vuelta a los personajes principales, olvidados completamente en Festín de Cuervos, tenemos a Jon Snow, Arya Stark, Daenerys Targaryen y Tyrion Lannister, entre otros, en el juego nuevamente, por otro lado tenemos las maniobras de la alianza Bolton-Frey por consagrarse en el norte.

Esta quinta entrega es muy superior a su antecesora Festín de Cuervos, sin embargo, no logra llegar a la perfección que disfrutamos en Tormenta de Espadas, sin dudas la mejor de la saga. Hay quienes dicen que Martin podría haber juntado Festín de Cuervos y Danza de Dragones en un solo libro, restándole algunas páginas innecesarias en uno y en otro caso y creo que estoy de acuerdo con aquellos que lo pregonan. En ambas historias los personajes parecen moverse pero ya no evolucionan como lo hicieron en las otras entregas y aunque admiro la increíble capacidad de Martin en los detalles y personajes secundarios (más de 200) creo que esto también le resta flujo a la historia que sigue entrampada en la espera de Vientos de Invierno.

La verdadera historia, la que importa, en estas dos entregas comienza a diluirse en medio de personajes secundarios y subtramas, los personajes principales van perdiendo carácter, aunque es el carisma de estos y sus diálogos escritos maravillosamente, los que mantienen arriba este libro.

Lo que más amé de Danza de Dragones es sentir, al menos en las 100 últimas páginas, que por fin estábamos llegando a algo, que la historia comienza a tomar forma, pero fue doloroso sentir eso habiendo tenido que pasar por Festín de Cuervos y mil páginas de Danza de Dragones. Sé que algunos me dirán que todos los detalles son importantes y estoy de acuerdo, sin embargo, hay situaciones e incluso personajes que son totalmente prescindibles dentro del contexto general. Juego de Tronos, Choque de Reyes y Tormenta de Espadas también tenían miles de detalles y muchísimos personajes, no obstante, Martin estaba inspirado por la entretención. Esas primeras tres entregas me las devoré en poco tiempo, a pesar de la cantidad de páginas, no podía dejar de leer, era como una droga, pero tanto Festín de Cuervo como Danza de Dragones son libros puente, que siguen planteando más preguntas que respuestas y trazando caminos misteriosos, pero que nos dejan a los personajes listos para lo que sigue y lo que todos esperamos: un final épico.

De todas formas, Danza de Dragones sigue manteniendo la genialidad que hizo de esta una de las sagas de fantasía más vendidas en el mundo: una trama admirable, personajes magníficos y muy humanos, donde no existen héroes ni villanos, inmersos en un mundo de valor, egoísmo, corrupción y engaños.

Bueno.

Erika Moreno I.

PD. La nueva edición, con nueva portada está hermosa, mucho más sobria y con letras doradas.

Comentarios