Sinopsis: La Volátil es una treintañera con remera a rayas que ve el mundo muy a su manera. Odia desenredar cables, sacarse el maquillaje y desarmar valijas. Con los años, además de mañas, conquistó certezas. Sabe lo que le gusta, quién es, y lo que ganó con la madurez: algunas partes del cuerpo más fofas, ¡pero también convicciones!9788426401366_phixr

Se da cuenta de que la gente está empezando a llamarla “señora”. Le gusta desayunar tarde los domingos, cantar bajo la ducha y que le rasquen la espalda. También confiesa que, para ella, el tamaño sí importa.

La Volátil es sensible, un poco desprolija y muy efusiva. En este libro cuenta todas esas cosas y muchas otras que, seguramente, también te pasan a vos.

ReseñaAgustina Guerrero es una diseñadora gráfica argentina dedicada a la ilustración que en 2011 decidió abrir un blog llamado “Diario de una Volátil”, en el cual, la protagonista está basada en su propia personalidad y vida.

La Volátil es una treintañera que vive la vida llena de alegría y color.  Sabe lo bueno y lo malo de tener su edad aunque sabe que los años le han enseñado muchas cosas. Tener responsabilidades nunca será entretenido pero ella hace todo para que las cosas dejen de ser tan serias y así disfrutar al máximo cada momento.

El libro está dividido en tres partes: Yo, él y ellos, donde todas las viñetas tienen relación con ese tema en particular.

La verdad decidirse por una sola sección es muy difícil ya que las tres son muy buenas y te hacen reír a carcajadas, es imposible no sentirse identificado todo el libro porque son situaciones cotidianas de las que, hasta cuando lo estamos viviendo, nos reímos.

Las ilustraciones son hermosas, el estilo de Agustina es muy agradable de ver y lleno de patrones diferentes que te hacen analizar todo el dibujo con la vista.

11211512_10206046810745342_1698820448_o

11215640_10206046811545362_149056764_o

11208927_10206046810345332_1834588020_n   11216067_10206046810705341_1880787356_n

11194894_10206046812625389_1927338274_o

Le puse 4  estrellas en Goodreads.

Comentarios