“Nadie tiene mucho tiempo, y el tiempo que pasas compadeciéndote es tiempo perdido”. Espina siempre había hecho caso hasta de la última palabra de su padre, pero si alguna vez había existido un momento para compadecerse, tenía que ser aquel.

Joe Abercrombie

Medio Mundo

SINOPSIS: Espina Banthú es una de las pocas chicas en Gettlandia que ha recibido el don de la Madre Guerra. Desesperada por vengar la muerte de su padre, vive para la lucha. Pero tras un trágico accidente en el cuadrado de entrenamiento, su propio instructor la tacha de asesina y se convierte en una proscrita.

Zafándose del destino, la joven queda atrapada en una conspiración cuando se embarca en la nave del padre Carvi, un clérigo tremendamente astuto. Junto con el resto de la tripulación, Espina surcará medio mundo en busca de aliados para luchar contra el despiadado Alto Rey, y aprenderá lecciones muy duras a base de engaños y sangre.

La acompaña en este viaje el joven Brand, un guerrero que odia matar. Aunque en una sociedad tan bélica como esta se le considera un fracasado, el periplo por el Mar Quebrado le ofrecerá una oportunidad inesperada para redimirse a los ojos de todos.

Medio MundoRESEÑA: Joe Abercrombie nos trae la segunda parte de su Trilogía del Mar Quebrado: Medio Mundo una novela incluso más interesante y cautivante que su primera parte Medio Rey que reseñamos hace algún tiempo. Esta vez el escritor nos propone un giro “cojonudo” y sorprendente al continuar con la historia de Gettlandia, dejando a su personaje principal de la primera parte como tan solo un secundario, un excelente personaje que bebe directamente de un amado como Tyrion Lannister de Canción de Hielo y Fuego de G.R.R. Martin, y entregándonos el punto de vista de un nuevo personaje principal, una niña bendecida por la Madre Guerra: Espina Banthú. Al igual que en su primera parte, su heroína es un personaje que desde un comienzo no toma tu cariño, lo mismo que sucede en Medio Rey con Yarvi, Espina es una muchacha arisca y agresiva, una guerrera en proceso que ha sufrido mucho y que ha construido sobre su personalidad y sus sentimientos una coraza. No le cae bien a nadie, pero como lectores vamos descubriendo en ella una fuerza inigualable, la misma fuerza que el ahora Padre Yarvi ve en ella, invitándola a esta expedición que los llevará a los confines de un mundo en busca de apoyo para la guerra que está por venir. La contraparte de este personaje es Brand, un chico con una personalidad mucho más dulce y más atrayente, aunque obviamente menos interesante, que Espina, que equilibra este dúo principal. La lucha de Brand está en oponerse a quien realmente es él y elegir su convertirse en lo que la sociedad quiere o espera de él.

El Mar Quebrado es un mundo donde la magia es una historia antigua, es un mundo peligroso, un mundo donde cada personaje debe luchar por sobrepasar sus propias cicatrices, miedos y discapacidades para poder triunfar, un triunfo que obviamente no está exento de consecuencias por la acciones y no acciones en las que incurrimos, todo esto magníficamente bien retratado por un autor conocido por su eficacia en su oficio. Una vez más la pluma impecable de Joe Abercrombie se luce, sus buenas prácticas como escritor son sorprendentes y un gusto para el lector.

Siempre digo que tanto en el cine como en la literatura las segundas partes de una trilogía son las más difíciles de crear, es un “pasillo” donde solo tenemos desarrollo, no tenemos comienzo ni final, como escritores debemos ser lo suficientemente inteligentes para comenzar la historia de nuestra segunda parte en el punto preciso. La segunda parte de una trilogía es difícil pero si lo hacemos bien puede entregar al público un capítulo mucho más interesante y atractivo que su antecesor. Este es el caso de Medio Mundo que desde la primera hoja es más apelente y atrapante que Medio Rey. Lo que parecía en su primera parte una excelente novela juvenil da paso a una historia mucho más violenta, más sexual si se quiere, más “sucia” que su predecesora, “pegándose un estirón” y convirtiéndose en una historia mucho más adulta, donde las consecuencias de los actos de nuestros personajes serán profundas no solo físicas sino emocionales.

Otro aspecto que personalmente me encantó fue como esta novela nos entrega personajes femeninos fuertes en un mundo que no ve a las mujeres como iguales, la lucha es constante en el día a día. Son personajes que no son políticamente correctos, que son consecuencias de un mundo “tullido”: desde la letal Espina Banthú, la maestra herrera Rin, la ladrona Skifr, la Reina Dorada Laithlin, Safrit, la Madre Scaer, la Gran Madre Wexen, o la joven Emperatriz del Sur, todas ellas son un reflejo de una lucha para sobrevivir.

En resumen, Medio Mundo no solo es una digna segunda parte de una interesantísima trilogía de fantasía sino que es muy superior a su antecesora. Tomando en cuenta que la primera parte era buenísima solo puedo recomendar esta lectura no solo a los que como yo somos fanáticos del género, sino que a todos aquellos apasionados por la buena escritura, por los personajes interesantes y las historias que atrapan. Pero como siempre son ustedes, mis estimados freaks, quienes tienen la ultima palabra.

Excelente.

Erika Moreno I,

 

Comentarios