«[…] por su escritura polifónica, que es un monumento al valor y al sufrimiento en nuestro tiempo.» Jurado de la Academia Sueca al otorgar a la autora el Premio Nobel de Literatura 2015.

Sinopsis: Chernóbil, 1986. «Cierra las ventanillas y acuéstate. Hay un incendio en la central. Vendré pronto.» Esto fue lo último que un joven bombero dijo a su esposa antes de acudir al lugar de la explosión. No regresó. Y en cierto modo, ya no volvió a verle, pues en el hospital su marido dejó de ser su marido. Todavía hoy ella se pregunta si su historia trata sobre el amor o la muerte.

Voces de Chernóbil está planteado como si fuera una tragedia griega, con coros y unos héroes marcados por un destino fatal, cuyas voces fueron silenciadas durante muchos años por una polis representada aquí por la antigua URSS. Pero, a diferencia de una tragedia griega, no hubo posibilidad de catarsis.

Reseña: Uno de los libros más esperados el 2015 por los lectores chilenos fue Voces de Chernóbil escrito por, la ganadora del Premio Nobel de Literatura, Svetlana Alexiévich.9788499926261

La verdad es que yo no sabía nada de ella hasta que trabajé en FILSA. Fue aquí donde, desde el primer día de feria, la gente nos preguntaba insistentemente por este libro. Cuando al fin llegó stock, vi como rápidamente se vendía por lo que nació en mí en bichito de la curiosidad y decidí que debía leerlo.

Todos hemos escuchado alguna vez de esta popular ciudad fantasma llamada Chernóbil pero, por lo menos yo, nunca le di la importancia necesaria a esta historia. Mi conocimiento era precario y estaba basado en rumores que se leen en la web o en lo que nos muestran en películas como Terror en Chernóbil.

La autora comienza presentándonos los hechos históricos. Qué fue lo que le pasó al reactor, qué países fueron afectados por la radiación, qué efectos tuvo en las personas, cómo solucionaron el problema, quiénes fueron los responsables y cuál fue su castigo. Es un primer capítulo impactante que está hecho para mostrarnos la gravedad de la situación y lo mal que se manejó.

<<El 26 de abril de 1986, a la 1 h 23′ 58”, una serie de explosiones destruyeron el reactor y el edificio del cuarto bloque energético de la Central Eléctrica Atómica (CEA) de Chernóbil, situada cerca de la frontera bielorrusa. La catástrofe de Chernóbil se convirtió en el desastre tecnológico más grave del siglo XX.>>

El libro está constituido por una serie de monólogos de distintas personas que vieron como su vida cambió luego de ocurrida esta tragedia. Este tipo de escritura hace que, las historias que ya son trágicas, le lleguen al lector de tal manera que terminamos haciendo nuestro el sufrimiento que estamos leyendo.

Las personas de esa época habían sido víctima de varias guerras pero ninguna se compara con los horribles efectos causados por la central de Chernóbil. La principal diferencia es que acá las víctimas fueron personas humildes, la mayoría vivía en el campo y sabían poco o nada sobre energía nuclear.

Una de las cosas que más rabia me dio es la poca importancia que el gobierno le da a la vida humana y lo mal que hicieron todo, solo por miedo a arruinar su reputación. Si hubiesen llamado a expertos para que ellos dijeran cuáles son los pasos a seguir y que, sin estimar en gastos, se hubiesen tomado las medidas de prevención necesarias, estoy segura de que muchas muertes se hubiesen evitado.

“Toda la información se convertía en un secreto guardado bajo siete sellos, para <<no provocar el pánico>>.”

Para mí fue impactante saber que, por culpa de la radiación, muchos bebés nacieron con deformaciones graves, hay personas se burlan de ese detalle pero leer el testimonio de madres que viven con esos pequeños no es para nada divertido. A causa de esto la gente comenzó a tener miedo de procrear por lo que los abortos se volvieron algo común.

“No hace mucho publicaron en la prensa que, en el año 93, en nuestro país, en Bielorrusia, se practicaron 200.000 abortos. Y la primera causa era Chernóbil.”

Otro punto que me destrozó el alma fue saber lo que pasó con los animales. A la gente de los pueblos cercanos a la central nuclear la evacuaron diciéndole que en dos días podrían volver a sus casas, es por esto que ellos confiados dejaron a sus mascotas. Pero la verdad es que nunca más se les permitió volver a la zona y los pobres animales fueron asesinados uno a uno por soldados que el ejercito reclutó. No culpo a los soldados porque por el solo hecho de tener que ir a la zona contaminada ya se convirtieron en víctimas, pero no les niego que sufrí mientras leía estas historias.

“El hombre solo se salvaba a si mismo, traicionando al resto de los seres vivos.”

No es una lectura ligera porque nos introducimos tanto en cada historia que al terminarla sientes un profundo dolor en el corazón y debes tomarte un tiempo para reflexionar antes de poder continuar con el monólogo siguiente.

El libro es una seguidilla de sucesos que ni en nuestras peores pesadillas hubiésemos imaginado. Muerte de recién nacidos, hombres sin piel, soldados deformes, muertes repentinas de hombres aparentemente sanos, rebeldía de gente que vive actualmente en la zona contaminada, discriminación, enfermedades extrañas, secretos, mentiras, etc.

“En total, 450 tipos de radionúclidos. El equivalente a 350 bombas como las que se lanzaron sobre Hiroshima”

No es que seamos ignorantes y por eso no conozcamos la verdadera historia de Chernóbil, sino que, el gobierno se encargó de destruir toda prueba y testimonio de lo ocurrido. Pero hoy, gracias a Svetlana, podremos al fin saber con todo detalle y de primera fuente lo que ocurrió.

Los invito a realizar este viaje por el pasado, estoy segura de que marcará un antes y un después en sus vidas al igual como me pasó a mí.

Algo que me sorprendió y les quiero compartir es que hoy en día se realizan viajes turísticos por Chernóbil y Prípiat. Svetlana se refiere a esto de una forma irónica y reconozco que a mí igual me sorprende que se lucre con algo tan horrible.

“La vida se vuelve aburrida. y la gente quiere algo eterno. Visiten La Meca nuclear. Y a unos precios moderados.”

Le puse 5 estrellas en Goodreads. Yo lo amé y creo que todos ustedes deben leerlo. Nada se compara con lo acá expuesto. Es necesario que todos sepamos la verdad.

Comentarios