LEGO entró como el gigante que es a las pantallas mundiales, rompiendo records de taquilla y anotándose un éxito absoluto. Una cinta totalmente inesperada, que nadie pidió, pero que al parecer está hecha para sorprender. Nosotros ya la revisamos, y te dejamos nuestra opinión sin spoilers ni verdad absoluta. ¿Qué es todo esto de una película de… LEGO? Aquí está la respuesta:

Seré el primero en reconocerlo… Cuando escuché sobre la película de LEGO simplemente me pareció una terrible idea. Me vino a la mente inmediatamente el engendro diabólico de Hasbro y Universal llamado “Battleship”, o ese infamemente legendario proyecto de James Cameron sobre “Monopoly”. En el fondo, vi a un productor Hollywoodense con la creatividad de una puerta que decidió de repente que la primera cosa que encontró en la pieza de su hijo podría ser una excelente película. Los primeros materiales promocionales no sirvieron mucho para cambiar la sensación: la típica musiquilla moderna-movida que supuestamente le gusta a los “niños de hoy”, un par de chistes… y eso. Así pues, es que me siento en la butaca del cine local con esa sensación, parte la película y poco a poco me doy cuenta de lo inevitable: estaba totalmente equivocado.

La_gran_aventura_lego“The Lego Movie” nos presenta la historia de Emmet, el más ordinario y común de los personajes de la colección. Su vida es ceñirse a las instrucciones de la caja de la vida: trabajar donde le indican, comer donde todos comen, ir dormir, trabajar de nuevo,  comer, repetir, etc… Hasta que un día, como en cualquier buen viaje del héroe, conoce a un personaje que cambiará su vida: Estilolibre, una bella chica LEGO que le revelará que todo su mundo peligra y sólo él está destinado a salvarlo. Y es que el malvado Señor Negocios (no confundir con el saliente presidente de la Nación) ha puesto en marcha un malvado plan para aplicar el terrible pegamento y traer orden absoluto a todos los reinos del universo LEGO. Todo esto da pie a una aventura de tomo y lomo, plagada de tremendo humor y acción. La película de LEGO contiene en si misma una maravillosa pequeña reflexión (sin tomarse tan en serio) sobre el día a día de hoy, el Sistema, la sociedad y otras cepas que le dan ese saborcillo genial de película para niños de todas las edades, de esas a las que Pixar nos tenía tan acostumbrados en sus inicios. Pero más importante e inesperado aún: trae una bella, simple y efectiva reflexión sobre LEGO, como jugamos con ellos, y como eso habla de nuestras personalidades y nuestra visión del mundo. El equipo de producción a cargo (el mismo detrás de “Happy Feet” y “La Leyenda de los Guardianes”) realmente logró crear una pequeña gran historia detrás de lo que es jugar con LEGO: o seguir las instrucciones de cada kit, o dejar volar la imaginación sin instrucciones. El resultado, plagado de humor geek para los más grandes y colorida acción para los más chicos, es una verdadera joya: de esas películas infantiles que entretienen y a la vez se quedan pegadas en la cabeza (más con el pegajosisimo hit-parodia-monótona-pop principal: “Todo es Increíble”). Sin decir más, y contra todo pronostico, “La Gran Aventura LEGO” tiene sabor inconfundible a película de culto… Sólo el tiempo dirá.

En copias en todo el país dobladas al español (una lastima por un lado, ya que nos perderemos las actuaciones de Morgan Freeman, Will Ferrell y otros… aunque el doblaje está vez es muy correcto y disfrutable), “The Lego Movie” es la aventura infantil del verano. Si la ven, y seguro la verán… coméntennos como siempre y recuerden el consejo que, como es costumbre, nos acompaña al cierre: no lean y escuchen sobre Cine… Vean, sean sus propios críticos.

Inti Carrizo-Ortiz

Comentarios