Little Big Planet 3 (LBP3) es el primero en su familia en debutar en PlayStation 4 (también disponible en PlayStation 3), es un juego cuya creatividad, de forma sorprendente, es inimaginable, cualquiera diría que en su tercera entrega y a cargo de un nuevo estudio, el juego sufriría del claro agotamiento de la formula, algo que le ha pasado a muchos otros títulos. Afortunadamente, en el caso de LBP3 esto no puede ser más alejado de la realidad.

La mayor gracia de LBP3 es la incorporación de tres nuevos personajes, finalmente Sack boy no estará solo en esta aventura, esta vez será acompañado de “OddSock” una calceta en forma de perro que es capaz de saltar de muralla en muralla para alcanzar nuevos niveles; “Swoop”, un pajarraco que nos ayudara aún más a pasar por peligros que no se pueden conquistar con un solo salto y finalmente Toggle, quien es el que más menos se roba el show, “Toggle” puede cambiar su masa muscular, de pesado y grande a pequeño y liviano, esto le permite caminar sobre el agua, o aplicar peso en algunos segmentos de los escenarios para descubrir nuevos caminos, la mecánica aplicada en cada escenario para este personaje son geniales, simplemente es un agrado y una satisfacción realizar cada uno de los movimientos que el juego te pide hacer. No quiero dar mucho detalle pues es parte de la experiencia el descubrir cada camino secreto y cada posibilidad.

LBP2

La historia de LBP3, no es algo muy excitante, básicamente Sack boy debe salvar el mundo de un ser conquistado por el malvado Newton y en el camino rescatar a cada uno de los nuevos personajes. Lo que te permitirá además, adaptarte a cada una de sus habilidades. Vale la pena decir que la historia principal es bastante corta, pero al menos yo, estoy bien con eso, esta parte del juego nunca ha sido uno de los puntos fuertes de LBP.

Cada uno de los niveles de LBP3 está completamente detallado a un nivel extremadamente hermoso, su estética y calidad en diseño de escenarios no ha bajado en lo más mínimo, es imperceptible el cambio de desarrolladores, es como debería ser cada vez que un juego cambia de creador, algo inverosímil para el jugador.

LBP1

Cada uno de los niveles es un agrado de jugar, no solo por su bella estética mencionada anteriormente, sino también por su música, una mezcla de sonidos que pocas veces podrían unirse en una tonada, lo hacen aquí y lo hacen de una forma magistral.

La fortaleza más grande de LBP3 y de cualquier otro en su familia es que las posibilidades son prácticamente infinitas, gracias a un creador y diseñador de escenarios los jugadores podrán crear sus propios niveles, sus propias historias y sus propios mundos. y para colmo, se pueden jugar cada una de las etapas ya creadas por los usuarios de LBP1 y LBP2, este es el primer juego que en el día de su lanzamiento tiene más de un millón (literalmente) de escenarios para jugar, es realmente impresionarte, sin mencionar, que todos los trajes o adicionales que hallas comprado en los juegos anteriores estarán aquí también, es decir, nada de lo que has hecho antes se pierde, todo está aquí, es algo que pocos… me atrevería a decir que es el único juego que ha logrado hacerlo.

lbp4

Little Big planet 3 es realmente un agrado de jugar para aquellos que tienen la imaginación y el lado artístico desarrollado, no es un juego muy complicado, pero tiene un poco de todo para todos, y la personalización de personajes y mundos le da una real sensación de jamás acabar.

Comentarios