mm_review

 

¡What a game!, ¡What a lovely game!

Atrás quedaron las guerras por el petróleo; las guerras por el agua desolaron y provocaron un caos en el mundo dejándonos al borde de la extinción. Un mundo árido, hostil, con peligros asechando en cada rincón. Mad Max nos transporto al peor escenario, donde nos veremos reducidos a nuestro instinto más básico. Sobrevivir.

Comienza con una serie de escenas que te cuentan cómo el mundo se fue al carajo y de pronto te ves alejando tus pesadillas y sobreviviendo día a día en un mundo horriblemente violento. Luego apareces en el clásico Interceptor V8, huyendo a toda velocidad. Sin armas, sin balas, sin agua y casi sin combustible; eres descarrilado y tu auto tomado como tributo por Lord Scrotus (JAJAJAJA nombre de mierda feo). Acá comienza la odisea de Max Rockatansky, no tan por solo recuperar su bólido, sino que también por huir de su pasado que lo acecha a cada milla que recorre.

Pronto se encontrará solo, sin nada más que lo que lleva puesto hasta que es salvado por Chumbucket, un jorobado mecánico quien, ferviente creyente de la profecías, piensa que Max no es tan solo un simple mortal sino que también podría ser el legendario Conductor. Chumbucket provee a Max de un nuevo vehículo, el Magnum Opus. Así empieza el largo recorrido del Guerrero del Camino para eliminar a Lord Scr… jajajaja, ya ok, Lord Scrotus y recuperar el Interceptor V8.

 

Mundo

Thumbnail_Large

Mad Max se desarrolla en un mundo dividido en 6 zonas, las cuales tienen su propio Fuerte al que deberás llegar para ir cumpliendo las misiones principales y también desentrañar distintas facetas de este páramo desolador, que ahora se transformará en tu hogar.

En las distintas zonas encontrarás varias misiones secundarias como eliminar torres, francotiradores, bases enemigas, limpiar minas explosivas, recolectar chatarra, etc. Para ayudarte, podrás subirte a un globo aerostático y con tus prismáticos observar cada punto de interés y conocer qué es lo que te espera en cada uno de ellos.

Onda, al más puro estilo de Assassin’s Creed; pobre Ubisoft le han robado hasta más no poder con este sistema. #Penita #CopiarNoEsDelito

En fin, el sistema funciona y transforma a Mad Max en el infierno para los que tenemos un trastorno obsesivo compulsivo. Si eres uno de los míos, este juego será largo, muy largo. Más largo que el paro del registro civil.

 

Max y el Magnum Opus

Recolectar chatarra se vuelve una obligación si quieres subir de nivel las distintas características de Max y tu vehículo.

Nuestro héroe podrá utilizar toda la chatarra para subir de nivel sus implementos como guantes, chaquetas, cinto, porta armas, movimientos especiales y hasta looks que van desde el que tendrás por defecto hasta un Max barbón y hasta unas manchas de colores en la cara. Algo así como Max en la color run pero sin el hype.

Para el Magnus Opus, la chatarra cobra un uso mucho más significativo ya que te permitirá subir de nivel un montón de atributos que harán de tu maquinaria un arma con 4 ruedas.

Sí bien, las primeras mejoras son bastante baratas, en medida que avances en la historia y en la cantidad de mejoras, te darás cuenta que te hará falta muchísimo material y tendrás que rebuscar formas de juntar la chatarra necesaria. Para ayudarte en esta tarea, durante tu recorrido por el mapa podrás encontrar vehículos marcados con un engranaje que, de ser atrapados, podrás remolcarlos a tu fuerte más próximo para que te genere una cantidad significativa de chatarra. Te hablo del orden de sobre 500 o 600 en chatarra.

Revisa el breve video donde podrás ir viendo de que va el uso de la chatarra.

 

 

Fuertes (o Strongholds)

Hay distintos fuertes repartidos por el mapa siendo el de Jeet tu primer punto de interacción con estas edificaciones. Al llegar por primera vez a este fuerte encontrarás que la gente no está contenta con tu presencia; te llamarán desde asesino hasta psicópata porque no te conocen. Han oído las leyendas que cuentan sobre ti y están asustados. Pero una vez que comiences a implementar diversas mejoras en el fuerte, la gente comenzará a tomarte cariño; sus diálogos cambiarán y te llamarán de mejor forma. Además, las diversas mejoras te permitirán rellenar tu cantimplora, balas, cuchillas y gasolina del vehículo.

 

Sobrevivir

Comer e hidratarse es un ejercicio cotidiano que te ayuda a mantener un equilibrio en la vida y cuerpo tonificado. Pero en Mad Max esto se restringe netamente a que deberás sobrevivir acaparando lo que tengas para subsistir; recolectarás agua de los colectores de humedad y tu comida serán las latas de comida para perro (Dinki-Di), gusanos en cuerpos putrefactos y ratas. ÑOMI! #MaxterChef

mad-max-mission-1-feral-man-find-676x380

Max_Dinki

 

Griffa

En diversas oportunidades podrás encontrarte con este peculiar personaje; tratará de ahondar más en tu vida a través del misticismo y un diálogo característico de la película. La utilidad de este comerciante (muy parecido al Buhonero en Resident Evil 4) es que podrás usar unos “tokens” para comprar habilidades.

Para ganar estos “tokens” deberás cumplir con ciertos requisitos, para conocerlos debes ir a menú y en en la sección de “Leyenda” podrás ver diversos desafíos; complétalos y ganarás los preciados tokens.

Entre las habilidades que podrás subir de nivel podrás encontrar:

Longevidad: aumenta la vida máxima de Max.

Metabolismo: aumenta la cantidad de salud recuperada al comer.

Juicio: aumenta el nivel de legenda de Max en 1.

Esencia: aumenta la cantidad de agua obtenida de los colectores.

Voluntad: aumenta la cantidad de chatarra obtenida cuando saqueas.

Adaptación: aumenta el rendimiento del vehículo, consumiendo menos gasolina.

Afinación: incrementa la habilidad de Max de hacer más daño con las armas de combate.

Canalizar: aumenta la habilidad de Max de permanecer más tiempo en Furia.

Munición: aumenta la habilidad de Max de conseguir munición cuando saqueas.

Intuición: aumenta la duración de las armas de combate, antes de que se quiebre.

 

gtokens

 

 

Combate

En Mad Max enfrentarás dos tipos de combate:

Combate en tierra: tus puños serán tu arma primaria, mientras que las cuchillas y la escopeta para casos de emergencia. Max se enfrentará a la mayoría de sus enemigos a golpe limpio (aaaaaaaaaaaaaatanganaaaaa!!!!), ejecutando diversos combos en cadena podrás llenar tu medidor de Furia. Al alcanzar el nivel suficiente, se activará este modo que te permitirá hacer más daño a los rivales. El sistema de combate no dista mucho de ser parecido a lo que vemos en Batman: Arkham Knight o Shadow of Mordor, aún así se hace bastante interesante como vas capitalizando las peleas y los counters para evitar el mayor daño posible.

 

 

Combate en vehículo: las largas distancias que deberás recorrer en el Magnum Opus hará que sea muy probable que tengas que enfrentarte con los enemigos de las diversas facciones. Ellos estrellarán sus vehículos contra el tuyo para causar daño y hacerlo explotar. Los vehículos enemigos tendrán distintas características desde un tanque de gasolina expuesto, púas metálicas por todos lados, cadenas, espinas en las ruedas y también explosivos amarrados al chasis. Para resistir estos embates deberás subir de nivel las distintas características del Magnum Opus y así hacerlo más y más resistente a los vehículos enemigos.

 

 

Si bien, Mad Max, no aporta nada nuevo en materia de mecánicas o de utilización de un juego a Mundo Abierto, esto no hace que sea entretenido y que tampoco no sepa aprovechar cada característica que posee. Subir de nivel tus habilidades, combate y tu vehículo te ayudará a que puedas enfrentar las misiones de manera más fácil.

La historia carece de peso siendo retomada casi al final. Esto hace que el juego, a ratos, se vuelva monótono y que muchas veces olvides la misión principal de Max en el páramo.

El sistema de combate funciona bien aunque hay ratos en los que, al ejecutar los movimientos especiales, quedarás vulnerable a los ataques enemigos. Ni idea si es que es un glitch o que derechamente está hecho así para romperte las pelotas.

El mapa, los gráficos y las luces son geniales, le entregan mucho dinamismo al recorrido y de verdad te hacen sentir parte de este desolador mundo post-apocalíptico. El desierto puede ser un lugar muy lindo en verdad, durante la noche con esa luna llena gigante y el silencio propio de la extensión de la explanada.

¡ah!, olvidé contarles sobre las tormentas de arena. Apenas notes que viene una tormenta, te convendrá buscar refugio. Considérate advertido.

En síntesis, Mad Max, es un juego muy entretenido y logra ponerte en la piel del personaje. La historia no pesa mucho pero bueno, qué cresta, no? Todos quisimos ser Max Rocatansky y manejar el poderoso V8 eliminando War Boys. Así que sí, si me preguntan a mi yo les recomiendo el juego totalmente. Olvídense de las pobres críticas que le hicieron en otros sitios especializados, olvídense de los prejuicios de que es “uno más del montón”. Decidan por ustedes mismos y déjense llevar por este mundo salvaje, hostil y lleno de peligros. Ponle gasolina a tu vehículo y adelante.

Comentarios