RESEÑA: Llega a nuestra pantalla la esperada nueva cinta de Christopher Nolan, dirigida por él y escrita junto a su hermano Jonathan. La vimos y te contamos todo, sin spoilers, aquí en tu Canal Favorito.

Interestelar. Dios mío. Cuando salí de la sala no sabía que estaba pasando a mi alrededor, no sabía si la había amado o la había odiado, con suerte sabía mi nombre. Así es como me dejó la nueva creación del director Christopher Nolan, me había metido en un agujero de gusano al momento de sentarme en esa butaca y había salido en una dimensión paralela donde la comentarista de cine ya no existía y solo sabía que necesitaba unas horas para digerir lo visto.

Interestelar es profundamente dolorosa y bestialmente emocionante, ambas sensaciones aplastantes bailan en una armonía caótica y hermosa que de buenas a primeras me dejaron en absoluto estado de shock, recuerdo haber salido del cine sin sentir nada, ni bueno ni malo, y creo que esta reseña será la catarsis necesaria para terminar de digerirla, terminar de comprender qué diablos es lo que vi ese día en la pantalla.

interestellarPrimero hay que decir que Interestelar es una sabrosa mezcla entre lo mejor y lo peor de Nolan, entre sus más grandes talentos y sus equivocaciones, esa mezcla extraña y extrema dan a luz una de las cintas más emocionales, si no es que la más, de toda la carrera del director. Todo lo que amaba de Nolan (y que algunos odian) está ahí, las subtramas, los largos (e interesantes) diálogos, las escenas de acción sorprendentes, los saltos temporales, desde el primer minuto, quienes gustamos de Nolan lo veremos ahí, omnipresente. Pero hay más, y es que esta película muestra el lado emocional que no le habíamos visto (o por lo menos no de manera tan evidente), esa emoción que va más allá de la trama y mientras el director va avanzando en su carrera también va aspirando a contarnos más, a traspasarnos más, a hacernos pensar más.

Este es un viaje fantástico hacia confines de un universo que no imaginamos, un universo que nos descoloca. Su Tierra destruida está lejos de ser la imagen apocalíptica y parafernálica de una película de desastre, de holocaustos zombi o de cometas estrellándose, la muerte de la Tierra es tan solitaria (e incluso pacífica) que aterra, porque parece muy real, plausible y casi factible. Desde ahí la mente se bloquea porque esa sensación de realidad se mezcla con los viajes buscando nuestro nuevo hogar, que por muy extraños que nos parezcan, están basados en teorías reales.

Christopher Nolan apela a tu apertura de mente, a que veas la Tierra solo como un lugar de paso, que entiendas el universo, frío y desconocido, no como aquel espacio lejano que está fuera de nuestras posibilidades, sino como un lugar que pronto deberemos comenzar a descubrir.
Quien haya visto 2001: Odisea en el Espacio sabrá de lo que hablo, sabrá que aquella cinta no es otra película entretenida sobre los viajes espaciales, sino que es realmente una historia sobre nosotros como humanidad, como especie, es una historia que trasciende, que inspira y asusta al mismo tiempo. Lo mismo sucede con Interestelar y cuando la vean se darán cuenta de que esta arriesgada apuesta de Nolan no es sino un homenaje maravilloso y desgarrador a 2001.

No me quiero alargar mucho en detalles de la trama, la verdad Interestelar es una experiencia, en el real sentido de la frase, que debe vivirse de manera personal, nada de lo que yo pueda decir puede transmitir lo que verán en pantalla, lo que sí puedo decir es que vale la pena vivirla, más allá de los prejucios y malos comentarios de algunos, la cinta es una experiencia. Más allá de si te gusta o no, o si te sorprende o te deja en shock como me sucedió a mi, vale la pena verla, incluso creo que es de esas películas que deben ser vistas al menos unas tres veces para aprender a disfrutar. Porque hay que enfrentar el hecho de que no es un filme sencillo ni para todo espectador. Sus 3 horas de duración la hacen incluso cansadora, pero se ha criticado a Hollywood tantas veces de que no entrega productos nuevos, que todos son remake o reboot, cuál de todos más innecesario, que tener la oportunidad de vivir algo nuevo y desconocido, de vivir una experiencia distinta, de ver algo que no hemos visto es una chance que no se tiene todos los días y aquellos que amamos el cine debemos aprovechar.

Respecto a las características técnicas, Interestelar es realmente grandiosa, técnicamente perfecta, tantos sus efectos especiales, como todo el trabajo de ambientación, fotografía y sonido es impecable. En este sentido, el score de manos del genio Hans Zimmer se condice con toda la grandiosidad que lo rodea. Si Zimmer tiene algo bueno, en mi opinión la genialidad le sobra, es que puede adaptarse (y tal vez sea el único) a lo que Nolan necesita de su historia, sabe mirar más allá, sabe ser uno más de los protagonistas de la película.

En relación con las actuaciones, debo decir que tanto Matthew McConaughey como Anne Hathaway están espléndidos, sin desmerecer un reparto de actores y actrices secundarios de la calidad de Matt Damon, Jessica Chastain y Michael Caine, que son increíbles también. Si hay algo bueno de Chris Nolan es su manejo de los actores, él sabe sacar de sus dirigidos su mejor actuación e Interestellar no es la excepción.
Con tantas referencias buenas de la película les sorprenderá saber que en realidad esta no es mi favorita de Nolan, que sigo amando mucho más a Inception, pero esto no tiene que ver con la factura de la cinta en si, sino más bien va más relacionado con la afinidad propia con la historia. Pero quién sabe, al verla nuevamente tal vez cambie de opinión. Eso solo el tiempo lo dirá.

En resumen, Interestelar es una cinta maravillosa, desoladora, esperanzadora y compleja que llega a nuestra cartelera a encantar a algunos y a decepcionar a otros, pero siempre dando que hablar. Si eres fanático de Nolan, esta cinta te enamorará, pero hay que tener paciencia porque quizás tengas que darte un tiempo para digerirla. Pero como siempre son ustedes, mis estimados freaks, quienes tienen la última palabra.

Excelente.

Comentarios