Nota de: Milo López

Cuando uno ha leído una cierta cantidad de cómics, libros y visto series y películas, es inevitable que en la mente surjan las referencias o relaciones entre unos hechos y otros; este fenómeno, conocido como asociación lógica, utiliza partes de nuestros recuerdos como puntos de acceso a ellos cuando un elemento importante o extravagante de ellos se pone de manifiesto, ya sea de forma concreta o subliminal. Por ejemplo, si ves la imagen de una hamburguesa acompañada de unas papas y refresco, lo más probable es que tu mente te haga recordar a tu cadena de comida chatarra Favorita. En el mundo literario, este elemento de asociación es relevante a la hora de crear personajes, y es por eso que los héroes de las revistas tienen símbolos muy sencillos y llamativos, pero a la vez puede ser un punto en contra, bajo determinadas circunstancias. Esa es una de las grandes amenazas que las compañías comiqueras enfrentan año a año, la lucha por mantener el delicado equilibrio entre algo que marque pauta para el futuro, sin afectar al pasado, y al mismo tiempo sin sonar a un mal refrito. ¿Qué tiene que ver esto con Rebirth? Aquí te lo explico.

 

“Todo comienza como un recuerdo. O quizás una luz en la lejanía, el choque del metal, una sombra que se desplaza de manera no habitual. Las imágenes se trastocan, comienzan a perder el color y la intensidad que antes tuvieron; todo se está desvaneciendo, y de pronto la frontera entre la realidad y la imaginación se desdibuja ¿Acaso es el fin de todo? No importa, si consigo que valga la pena, entonces podré…”

 

DC Rebirth se presenta a sí mismo como una historia antigua, poniendo las bases del mundo personal de cada uno en el amor, los sentimientos de arraigo, la historia y lo que queremos conseguir para el futuro. Al final, cuando llega ese momento tan importante en que la intimidad de tu existencia es lo único que te queda, hay muchas preguntas que sabes que jamás serán contestadas, pero si pudieras decidir, te gustaría poder permanecer, al menos en la memoria de quienes amas; saber que ellos sintieron tu amor y dedicación, que estuviste para ellos.

Que podrán recordarte.

Cuando pierdes a alguien importante, son muchos los sentimientos que te embargan, pero no puedes saber a ciencia cierta qué es lo que ha pensado esa persona ¿y si aún en su adiós, pudo ser feliz, sólo por saber que su recuerdo vivió en ti?

En el universo hay fuerzas demasiado poderosas interviniendo, y su acción ha causado movimientos inesperados, y hasta ahora inadvertidos para todos. Relaciones fueron borradas, amistades hechas añicos, historias completas desdibujadas, o, con suerte, desarmadas. El principal problema es que esto ya sucedió, algún tiempo atrás, y el misterio ha persistido hasta el presente porque nadie pudo escapar a ese influjo.

Nadie, excepto por un desdichado héroe.

Ahora, a través de su sufrimiento, sucedido entre las dimensiones y los lugares, podemos ver lo mismo que él, cómo a todos les falta algo en sus vidas, un algo robado por alguien cuyo alcance es insospechado. Alguien que incluso, podría tener un plan distinto a lo que nuestro héroe cree.

Pero éste personaje, amado y admirado por muchos, está llegado a su fin: sus fuerzas se agotan, y ha descubierto que existe para él algo peor que la muerte y el olvido: no haber existido jamás. Contempla a los otros, a quienes amó y protegió, y en un acto de supremo heroísmo, abraza su destino, entendiendo que ya no hay nada más que pueda hacer en un universo que no tiene lugar, ni lazos que lo aten.

No puedo contar más sobre lo que sucede en este especial sin hacer spoilers, de modo que dejaré la historia hasta aquí. Guionizada por el gran Geoff Johns, y con un equipo de dibujantes que incluye a Ivan Reis, Phil Jiménez, Ethan Van Sciver y Gary Frank, este especial es al mismo tiempo épico, íntimo y emotivo, porque te hace salir de la idea de las batallas intergalácticas para llegar a un mundo más pequeño, que trata simplemente del amor, y al mismo tiempo la pérdida, porque al final del día, para lo que combate un verdadero héroe es para preservar al débil, y eso es amor por el prójimo en su estado más puro.

Este especial usa a los grandiosos dibujantes y coloristas para plasmar una historia que tiene el poder de atrapar por igual al más experimentado, así como al lector novato que sudo conoce de nombre a alguno, personajes. A través de un protagonista presente, pero que al mismo tiempo parece no estarlo, viñeta a viñeta te vas adentrando en un gigantesco misterio que afecta a las mismas bases del universo que conocemos, y que conocen los héroes y las personas que aman; nos enseña las dificultades que están enfrentando, y también las sospechas que algunos de ellos tienen acerca del presente, algo que identifican como un presentimiento, sin saber aún que podría ser algo más.

Lo mejor de esta presentación en más de 60 páginas, es que al igual que el concepto básico en la historia, los que la han traído a la vida incluyeron una enorme lista de referencias a momentos icónicos de las últimas décadas, dispuestos de tal forma que no resulta forzado, y te permite revivir parte de esa emoción pasada al tiempo que descubres que nada en el último tiempo fue lo mismo, porque alguien lo quiso así. Y, como broche de oro, sobre los últimos respiros de este especial, ocurre algo que nos deja colgando de un abismo, listos para conocer tobo lo que se avecina.

Como dije antes, no voy a hacer spoilers sobre el argumento, ya que si bien ha pasado poco más de un año, la misión de esta sección es de un punto de vista global y explicar qué sucede, sin relatar los acontecimientos punto por punto. Sólo quiero concluir diciendo que así es como se hace un gran especial, haciendo un guiño a los que conocemos un poco más, pero sin dejar de lado la actualización que atraiga a los nuevos; no olvides que si no leíste nada antes de la casa de la Trinidad, este especial es perfectamente comprensible, y un punto de partida que te dejará con ganas de más.

También quiero contarles de las notas que se avecinan, y que sí pueden contener spoilers, aunque haré lo posible porque sean moderados: en muy pocos días vendrá “Wonder woman, Batman & Superman: El número 1 es el primer gran impacto”, y posteriormente “Trinity: Sólo unidos, la trinidad podrá vencer las nuevas amenazas”. El análisis de los número uno de los cómics de cada uno de la trinidad, además de la serie que reúne a estos tres poderes en contra de algo más allá de la imaginación, es un paso importante para saber qué es lo que va a pasar.

Milo López. Escritor, coleccionista, observador. La verdad primero, todo lo demás después.

Comentarios