Una nueva versión de Comic-con Chile ha terminado y muchas son las impresiones y sensaciones que nos dejó este evento, el que por primera vez tenía su casa en el Espacio Riesco, estuvimos ahí, recorrimos, compartimos, miramos y sufrimos y nos divertimos para traerte este pequeño resumen de nuestra experiencia en Comic-Con Chile 2015.

11329559_10206875943677507_273012817_n

Lo primero que hay que decir es que a pesar de todas las bondades de Espacio Riesco como centro de eventos, la ubicación hizo un poco más extenso y extenuante tanto la llegada y la salida, sobre todo para aquellos que llevábamos cosplays, de todas formas, contra todos mis pronósticos, sábado y domingo, sobre todo sábado, el lugar estaba repleto. El público asistió sin importar la lejanía y se las arregló para llegar y disfrutar. Recordemos que en años anteriores Comic-con se realizó en la Estación Mapocho, un lugar completamente céntrico, y al alcancé de todos, ubicado al lado de una estación de metro y con locomoción a la puerta, por eso es que existían dudas en cuanto al comportamiento del público asistente, que, como comentábamos más arriba no falló.

El Espacio Riesco, a pesar de la ubicación, es un lugar idóneo y acertado para la realización del evento, es mucho más amplio que Estación Mapocho y eso, para bien o para mal, podía pasar la cuenta. Los stands y atracciones principales estaban al comienzo del recorrido. Uno de los más destacados y más concurridos fue el gran castillo de Game of Thrones, un lugar rodeado de la atmósfera que caracteriza a la serie y donde los asistentes podían sentarse en el famoso Trono de Hierro para tomarse fotografías. El lugar era muy lindo, aunque dada la cantidad de gente, solo pudimos verlo brevemente ya que nos obligaron a salir rápido de él porque ya estaban terminando el día. Personalmente pude cumplir mi sueño de sentarme en el Trono de Hierro y gobernar, por breves momentos, los Siete Reinos. En opinión personal, creo que habría sido bueno iluminar un poco más el trono, dado que era un lugar donde todos querrían tomarse fotos y la iluminación no ayudaba mucho. De todas formas era un lugar muy hermoso y una buena atracción, quizás la principal, del evento.

11301390_10206875942277472_1568970636_n

Bueno, y si no alcanzabas a tomarte la foto en el trono de Game of Thrones, el stand de la Hermandad sin Estandartes tenían su propio Trono de Hierro y la cruz donde fue torturado Theon Greyjoy para sacarse fotos.

Otro de las atracciones importantes era el stand de Ant-Man e Intensamente donde el público podía sacarse una foto de cómo te verías si fueras Ant-Man y junto a los personajes de Intensamente, buenos aciertos para disfrutar y llevarse un recuerdito.

También en el stand de Dragon Ball, podías entrar a una especie de cámara donde un fuerte viento ayudaba a tomarse fotos al más puro estilo Goku.11289770_10206875940797435_1405297432_n

Otro de los stands principales era el de Zmart, quienes el día domingo se tomaron el evento con música y bailes y animaron el día.

El lugar donde se dictaron las charlas y los eventos de cosplay era bastante grande, cómodo y de buena iluminación y sonido, que afortunadamente estaba separado por varios metros del evento en si así que ambas actividades no interferían con el desarrollo del otro.

Lo que sí extrañé es haber tenido un poco más de acceso a los invitados. El año pasado cuando Christopher Lloyd nos visitó, los asistentes al menos tuvieron la posibilidad de verlo, aunque sea de lejos, esta vez los invitados estaban en una plataforma que estaba arriba y las personas que recorrían el evento podían verlos pero a través de pantallas. Los invitados de este año, solo para recordar fueron: Ray Park (Star Wars), Chad Coleman (The Walking Dead) y Kevin Sussman (Big Bang Theory), en el mundo del cómic además tuvimos a David Lloyd (V for Vendetta), entre otros.

11355561_10206875946797585_363294174_n

El uso del espacio es tal vez uno de los puntos débiles del evento de este año, con lo extenso que es Espacio Riesco se podría haber aprovechado para poder tener más stands, aunque debo decir que agradecí enormemente el espacio que quedaba al final donde uno podía interactuar con el alma de la Comic-con: los cosplayers, ellos han sido y son el alma de este evento, los que le dan vida y lo hacen un imperdible en la cartelera de eventos de nuestro Santiago querido. El trabajo, dedicación y amor que cada uno de ellos ha puesto para caracterizar a sus personajes favoritos se nota en el profesionalismo con que toman su actividad. Sorprenden a chicos y grandes y dan vida al evento.

 

Ese es el humilde resumen de Comic-con Chile 2015, un día sábado repleto, que fue todo un éxito, y un día domingo donde la familia, y sobre todo los más pequeños de la casa, se reunió para disfrutar de este hermoso mundo de fantasía y tomarse fotos con sus personajes favoritos.

¿Fuiste a Comic-con? ¿Qué te pareció? comparte tus impresiones y cuéntanos tu propia experiencia.

Comentarios