El capítulo 9, el penúltimo de la temporada 5 de Game of Thrones ya está aquí y llegó para hacer realidad los deseos y sueños de muchos, entre los que personalmente me cuento, el capítulo titulado Danza de Dragones era uno de los que personalmente más había esperado. Esta entrega que empieza a poner la piezas en su lugar, nos va mostrando la verdadera naturaleza de varios personajes. Como cada semana les traemos un resumen – revisión de lo que fue este maravilloso capítulo que comienza a cerrar la locura de Game of Thrones por este año 2015.

Jon Nieve ha llegado al Muro con los salvajes sobrevivientes de la batalla. Las puertas del Muro se abren para ellos, pero la decisión de Jon le ha hecho ganarse muchos enemigos entre los suyos.

gpt91

Stannis Baratheon y su camino a Invernalia: Ramsay Bolton y 20 de sus mejores hombres destruyen e incendian el campamento de Stannis Baratheon. El autoproclamado rey no puede retroceder pero tampoco puede seguir avanzando, cientos de caballos, comidas y armas fueron quemados. Stannis decide enviar a Ser Davos de vuelta a Castillo Negro a pedir, a exigir mejor dicho, ayuda de John Nieve. Ser Davos le aconseja que debe sacar a la Reina y a su hija Shireen de la batalla, pero Stannis en su particular estilo le dice que “su familia se queda con él“. Ser Davos sabe que Melisandre trama algo, pero no hay nada que pueda hacer. Le regala a la princesa un ciervo de la casa Baratheon hecho en madera y le da las gracias por haberle enseñado a leer.

Más tarde, Stannis visita a Shireen y le dice que tendrá que tomar una dura decisión para proseguir aunque eso le duela, la princesa le dice a su padre que quiere ayudarlo con todo su corazón, sin saber que lo que su padre va a pedirle es más de lo que una niña dulce como ella debería dar. La pira de Melisandre la espera y ni los gritos ensordecedores de la dulce niña ablandan el corazón de un impávido Stannis, ni los ruegos de su madre, evitan la cruel suerte de la pobre Shireen, un sacrificio al Dios de la Luz que guía a Stannis. Una escena desgarradora que nos rompió el corazón.

Jaime Lannister en Dorne: En una audiencia ante el Príncipe Doran, Jaime es perdonado por su asalto al palacio para llevarse a su sobrina/hija Myrcella. Doran deja en claro que quiere seguir con su alianza con los Lannister y con el rey Tommen y le dice a Jaime que se lleve a la princesa pero que su hijo Trystane tomará el lugar de Oberyn en el consejo, a lo que Jaime acepta. Bronn es perdonado por golpear a un príncipe, pero Ellaria Arena no está feliz. De todas formas vuelve a jurar lealtad ante Doran y es advertida que no tendrá una tercera oportunidad.

Luego, en una pequeña reunión con Jaime, Ellaria le dice que sabe que él es el padre de Myrcella y que ese comportamiento no es mal visto en Dorne. Además le dice que tal vez ni ella ni Jamie son culpables de lo que le sucedió a su amado Oberyn.

GOT92

Arya Stark y su misión: Arya es enviada a darle veneno al Hombre Delgado, pero en su camino se da cuenta que Meryn Trant, a quien culpa por la muerte de su mentor Syrio Forell, ha llegado junto Mace Tyrell al Banco de Hierro. Es el momento que Arya estaba esperando, y lo sigue, dejando de lado su misión, a un prostíbulo. Allí a pesar de acercarse mucho a él, es echada y pierde su oportunidad de venganza, pero no por mucho tiempo.

GOT9

Danaerys Targaryen y los Juegos: Esta es quizás uno de los momentos más esperados para todos los que leímos el libro, el momento que le da nombre al capítulo y que a su vez le da nombre a la novela en que está basada esta temporada.

Dany preside los juegos en el coliseo de Meereen. Sentada junto a Hizdahr zo Loraq y Tyrion Lannister, su consejero, y resguardada por su caballero predilecto Daario Naharis, comienzan los Grandes Juegos, juegos que a Dany no le gustan pero que accedió a reanudar porque son la tradición del pueblo. Algunos hombres luchan frente a ella y pierden sus vidas en cruel combate. Pero lo peor está por venir cuando ve aparecer en la arena a Jorah Mormot que va a luchar por ella. Se nota en los ojos de nuestra Madre de Dragones que hay aún cariño por el caballero caído en desgracia y aunque trate de ocultarlo, no quiere que muera.

Jorah sabe defenderse, pero no sin conseguir un par de buenas cicatrices. Cuando Jorah es capaz de derribar y asesinar a sus oponentes, Danaerys no puede ocultar su felicidad, sin embargo, Jorah hace algo que nadie esperaba y arroja su lanza hacia donde está Danaerys matando a un Hijo de la Arpía que venía a matarla. Este hecho desencadena una cruel batalla, ya que los Hijos de la Arpía se esconden en el público y comienzan a asesinar tanto a gente común como a los Inmaculados que cuidan a Danaerys. La lucha es desigual, Jorah y Daario protegen a la reina y a Missandei, Tyrion está con ellos, pero el círculo se va cerrando y ya parece no haber escapatoria. Sin embargo, desde la lejanía se oye un sonido, el sonido que para Danaerys es el más hermoso del mundo. Pronto ve aparecer al majestuoso Drogón, lanzando fuego a sus enemigos y salvándola y a sus acompañantes. Esta parte es especialmente maravillosa y bien lograda, aunque Drogon recibe algunas lanzas, sigue batallando. Pero Dany no puede tener miedo de su hijo, el dragón negro. La Madre se acerca a Drogón y lo monta y comienza a volar con él, alejándose de Mereen a lomos de su hijo. La batalla ha sido ganada pero el futuro en incierto, Hizdahr zo Loraq ha sido asesinado en el ataque y Danaerys no es querida en Meereen.

No sé ustedes, pero yo lloré al ver a Dany montar a Drogón, la música, la belleza de la escena, todo fue perfecto.

¿Qué le deparará a Dany y su dragón? ¿Cuál será el destino de Stannis Baratheon y su lucha contra los Bolton? Eso y mucho más lo veremos en el capítulo de la semana entrante, el último de la temporada.

¿Qué les pareció este capítulo? Comenten y déjennos sus impresiones.

 

Comentarios