Soy un fanático de DC comics, soy un amante de sus historias y personajes. Para mí no hay héroes más grandes ni significativos para la historia que La Liga de la Justicia.  Pero todo esto tiene una directa relación en como conocí a esos héroes. Y en especial a uno, el que cambió toda mi percepción de la vida y quien me enseñó el heroísmo. Hablo de Superman.

El Hombre de Acero ha estado con nosotros desde hace casi 80 años, y desde su creación a entretenido e inspirado a grandes y pequeños en todos los rincones del globo.  Aunque claramente todos hemos llegado a conocerlo por distintos medios, hoy quisiera contarles sobre como lo conocí yo.

 

A los 7 Vivía en Pudahuel sur con mi mamá, hermana y papá y normalmente veíamos Tv para pasar el rato. Y un día cambiando la TV apareció este tipo grande con traje azul y capa roja. Cuando le pregunté a mis papás quien era el, ambos me respondieron al unísono. “Él es Superman”.

Todo lo que necesitabas saber te lo decían de la forma más simple del mundo en una antro de 30 segundos.

“más veloz que una bala, más poderoso que una locomotora, capaz de saltar edificios de un brinco, En niño de Kriptón es ahora el “Hombre de Acero”… ¡Superman!”

Y así aparecía ante nosotros la primera serie animada dedicada a un superhéroe en la historia.

Los primeros cortos de Superman son de 1941 y fueron hechos por uno de los padres de la animación moderna. Max Fleischer (Quien es también el creador de otros iconos de la animación  como Popeye el Marino y Betty Boop) en colaboración con su hermano Dave.  Ambos  realizaron 17 cortometrajes en total los que fueron producidos por  “Fleischer Studios” y por “Famous Studios”  9 por los Hermanos Feischer y 8 por Famous Studios los cuales fueron hechos entre 1941 y 1943.

Sin embargo, más allá del valor sentimental de estos cortos, ellos fueron un gran aporte para la mitología del hombre de acero. Fue en estos cortos que se instauró el look y el logo del Daily Planet, y además, fue en estos cortometrajes que Superman por primera vez mostró la habilidad de volar. Superman hasta la el comienzo de la serie animada no volaba, por eso es que en la introducción a los cortometrajes se decía “capaz de saltar edificios de un solo salto. Y fue por un tema de producción que los del departamento de animación decidieron hacerlo volar. Ya que era mucho más fácil de animar.
incluso podemos llegar a notar ciertos homenajes de otros medios como por ejemplo, esta escena de Superman Returns (2006) en donde Superman salva un avión de manera similar que en la animacion de 1941

 

 

Y hablando del paso del tiempo, la animación de los cortos es superlativa. Para ser de 1941 ha envejecido notablemente bien, A un punto de superar a muchas de las animaciones que vemos hoy en día, incluso en películas (como las últimas dos de DC animadas). Hay una calidad en los colores y contrastes, una vitalidad en el movimiento, una sincronización entre la música y la acción que de verdad es increíble lo bien que se ve todo.

 

Desde el punto de vista narrativo no hay mucho que contar, son historias simples de Superman salvando el día o rescatando a Loise Lane (normalmente ambas). Y sus enemigos van desde la simpleza de un científico loco hasta un reptil gigante que azota la ciudad (que de hecho, fue la inspiración directa de Godzilla). Por lo que no esperen una gran complejidad narrativa.

Pero dentro de su simpleza esta su grandeza.  Dentro de todo, a veces vemos a Superman como un personaje extremadamente complejo, a veces con demasiada sobre complejidad. Y a veces es justamente eso lo que lo hace fallar en nuevas interpretaciones (sobre todo en el Universo Cinematográfico de DC) y lo que hace que recordemos con mayor fuerza y de mejor manera a Superman de Reeves.

Porque en el fondo,  Superman es solo un chico de Kansas tratando de hacer lo correcto. Un inmigrante de un planeta extinto que quiere mejorar día a día el que ahora es su hogar.  Y siento que ese es uno de los mayores triunfos de la serie, explicar y mostrar de manera simple pero a la vez atemporal quien es Superman. Simplemente mostrar las primeras proezas del hombre de acero y finalizar con una carismática sonrisa.

 

Mi recomendación, véanla. Está en YouTube en inglés y en español latino, admiren que el paso del tiempo ha pasado por alto en muchos aspectos con esta serie (incluso desde el aspecto técnico) y en verdad van a notar que a pesar de todo. El espíritu del hombre de acero vive en esas caricaturas y sigue inspirando a grandes y a chicos.

 

Comentarios